Printaform, la computadora mexicana que estuvo a la par de IBM y Mac

La firma mexicana presentó al mundo en 1980 una computadora capaz de hacer temblar a IBM y Mac

116
Printaform, la computadora mexicana que estuvo a la par de IBM y Mac
Crédito: infochannel

Mucho se ha hablado de la historia de las computadoras modernas, relatos relacionados con un inicio precario y en el garaje de una casa, como escenario donde surgió la magia que convertiría en grandes a firmas como Apple o Microsoft.

Sin embargo, casi no se habla de los demás actores tecnológicos de aquel entonces, que estaban a la par y que pudieron incluso, ocupar el sitio de las grandes tecnológicas actuales.

Te puede interesar: México reporta otras 835 muertes y 11.146 nuevos contagios por Covid-19

Este es el caso de las computadoras mexicanas Printaform, las cuales tenían  prácticamente las mismas oportunidades que IBM o Mac de brillar, pero el destino y la toma de malas decisiones, se convirtieron en factores relevantes para que no fuera así.

Printaform, IBM y MAC

Es bien sabido que el boom mundial de las computadoras personales dio inicio en la década de 1980, con la llegada al mercado de la PC 5150 de IBM, el 12 de agosto de 1981, y después con la 128K de Macintosh.

Sin embargo, lo que prácticamente no se menciona en muchos sitios, es que México formó parte de esta competición con el lanzamiento de la computadora Printaform Cado Systems.

México entró en dicha competencia debido a tres importantes factores. El primero de ellos era el precio de las computadoras IBM y Macintosh, mismas que su valor era bastante elevado para la gran mayoría de los mexicanos, por lo que se requería equipos más accesibles para el consumidor nacional.

El segundo punto es el hecho de que el entonces presidente José López Portillo, impulsara en el país la creación de una “industria tecnológica mexicana” y por último, la suerte de que la compañía mexicana Printaform, la cual dio sus primeros pasos en la fabricación de productos de papelería, tuviera ya una amplia experiencia en la elaboración de calculadoras, máquinas de escribir eléctricas, cajas registradoras y otros aparatos cibernéticos en aquella época.

Printaform sorprende al mundo

Printaform logró ser la sensación tiempo después, ya que gracias a ese bagaje tecnológico, pudo lanzar presentar en una feria de Estados Unidos la “Printaform Columbia arrastrable con monitor de 12 pulgadas”, un equipo de cómputo que tenía como novedad, que incluso la gente podía viajar con ella a cualquier parte, simplemente arrastrándola como si de una maleta se tratase y colocándola fácilmente debajo del asiento de un avión, según el portal México Desconocido.

Sin embargo, el punto fuerte de estos equipos propiedad del empresario Jorge Espinosa Mireles, era que tenían un precio por debajo de los equipos de los competidores, razón por la cual, seguramente Bill Gates decidió realizar una alianza con Mireles para que sus equipos incluyeran Windows.

Llegó un momento en que los equipos Printaform llegaron a ser muy competitivos, ya que permitían ver enciclopedias como Encarta y escribir textos con amplia facilidad.

La caída de un grande

Todo iba viento en popa para Printaform hasta 1992, año en que Jorge Espinosa Mireles fue secuestrado por integrantes del Partido Revolucionario Obrero Clandestino Unión del Pueblo (PROCUP), quienes lo dejaron prácticamente en la bancarrota junto con su compañía después de pagar su rescate.

Aunque Printaform intentó reincorporarse nuevamente, no pudo frente a los cambios que vivió el país, como el Tratado de Libre Comercio.

Es así que, con la apertura de un gran número de marcas tecnológicas extranjeras a México, sobre todo IBM y Macintosh, Printaform no tuvo más salir de la contienda por dominar el mercado de cómputo mundial.


En Vivo