Cubrebocas es capaz de detectar Covid en 90 minutos

Se trata de sensores desechables que se pueden adaptar a los cubrebocas para detectar el Covid y otros virus.

42
Cubrebocas es capaz de detectar Covid en 90 minutos
Foto: MIT

Ingenieros de Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y de la Universidad de Harvard, desarrollaron un nuevo prototipo de cubrebocas, equipado con biosensores portátiles, que puede detectar en 90 minutos si la persona que lo lleva tiene Covid-19.

Según el estudio, publicado por Nature Biotechnology, también afirma que sería posible adaptar la tecnología para detectar otros patógenos y toxinas, el nuevo cubrebocas incorpora diminutos sensores desechables, los cuales pueden ser adaptados a otras máscaras faciales.

De acuerdo con la publicación, estos sensores se basan en una maquinaria celular liofilizada, que el equipo de investigación había desarrollado para su uso en diagnósticos de virus como el Ébola y el Zika.

¿Cómo funciona?

El cubrebocas incluye un pequeño depósito de agua que se libera al pulsar un botón cuando el usuario está listo para realizar la prueba, lo anterior hidrata los componentes liofilizados del sensor de SARS-CoV-2, y estos analizan las gotas de aliento acumuladas en el interior de la máscara.

Cabe mencionar que los resultados, que están disponibles en 90 minutos, únicamente se muestran en el interior del cubrebocas, para respetar la privacidad de la persona.

En un nuevo estudio, los investigadores demostraron también que los sensores podrían incorporarse en prendas como batas de laboratorio, lo que “podría ofrecer una nueva forma de monitorear la exposición de los trabajadores de la salud a una variedad de patógenos u otras amenazas”, señaló el MIT en un comunicado.

Peter Nguyen, uno de los investigadores de la Universidad de Harvard, destacó que han reducido “todo un laboratorio de diagnóstico a un pequeño sensor basado en biología sintética que funciona con cualquier cubrebocas y combina la gran precisión de las pruebas de PCR con la rapidez y el bajo costo de los test de antígenos”.

Por su parte, el autor principal del estudio, James Collins, del MIT, señaló que han demostrado que pueden liofilizar “una amplia gama de sensores de biología sintética para detectar ácidos nucleicos virales o bacterianos, así como sustancias químicas tóxicas, incluidas las toxinas nerviosas”.

El equipo ya solicitó la patente de la tecnología y ahora espera trabajar con una empresa para seguir desarrollando los sensores. Según Collins, “lo más probable” es que los cubrebocas sean la primera aplicación que podría estar disponible.

Sensores portátiles

Los nuevos sensores portátiles y los cubrebocas se basan en tecnología que Collins empezó a desarrollar hace varios años, luego de demostrar en 2014 que las proteínas y los ácidos nucleicos necesarios para crear redes genéticas sintéticas que reaccionan a moléculas específicas se podían incrustar en papel.

Para fabricar los sensores portátiles, los investigadores incrustaron los componentes liofilizados en una pequeña sección de tejido sintético, donde están rodeados por un anillo de elastómero de silicona, lo que impide que la muestra se evapore o se difunda fuera del sensor.

Para demostrar la tecnología, los investigadores crearon una chaqueta incrustada con aproximadamente 30 de estos sensores.

Cuando los investigadores estaban terminando su trabajo en los sensores portátiles a principios de 2020, el Covid-19 comenzó a extenderse por todo el mundo, por lo que rápidamente decidieron intentar usar su tecnología para crear una forma de diagnóstico para el virus SARS-CoV-2.

También lee: Nueva prueba logra detectar anticuerpos contra el Covid-19 hasta hoy invisibles


En Vivo