Bancos y empresas exigen a Jair Bolsonaro metas para proteger la Amazonía

Empresas y movimientos ecologistas, los mayores bancos y firmas agropecuarias de Brasil, exigieron a Jair Bolsonaro adoptar metas para proteger la Amazonía.

8
Bancos y empresas exigen a Jair Bolsonaro metas para proteger la Amazonía
Foto: EFE

Un grupo de 280 empresas y movimientos ecologistas, que incluye a los mayores bancos y firmas agropecuarias de Brasil, exigió al presidente Jair Bolsonaro adoptar “metas más ambiciosas” para proteger la Amazonía.

La demanda está inclinada en una carta difundida por la Coalición Brasil, Clima, Florestas y Agricultura y plantea que esas nuevas metas sean presentadas por Bolsonaro en la Cumbre del Clima, que se celebrará en forma virtual los próximos 22 y 23 de abril, convocada por el presidente de Estados Unidos (EU), Joe Biden.

“Brasil es considerado un país clave en los esfuerzos globales para el equilibrio climático del planeta y ya probó que es capaz entre 2004 y 2012”, cuando fue responsable “de la mayor reducción de gases contaminantes registrada por un único país”, dice la carta, que firman, entre otros, los bancos Itaú, Bradesco y Santander.

El texto señala que la deforestación de la selva amazónica responde por el 40 % de las emisiones de gases de Brasil y subraya la preocupación en el mundo por el aumento de la tala de árboles y los incendios en esa región, que desde 2019, cuando Bolsonaro llegó al poder, aumentaron a niveles históricos.

“A pesar de la clara y creciente preocupación de diversos sectores de la sociedad, nacionales e internacionales, la pérdida de selvas en Brasil avanza en forma rápida y significativa”, apunta la misiva.

Te puede interesar: Deforestación en el Amazonas en octubre fue la mayor en 6 años

Por lo anterior, el documento agrega que “es urgente, por lo tanto, que medidas firmes sean renovadas y evitar que ese escenario de destrucción y fuego se repita o se agrave en 2021”.

Para revertir esa situación, la coalición plantea una serie de acciones urgentes que incluye, entre otros puntos, “la retomada e intensificación de la fiscalización” en la Amazonía, “con un rápido y ejemplar castigo de los delitos ambientales”.

En los últimos dos años debido a razones presupuestarias, la vigilancia medioambiental en el mayor pulmón vegetal del planeta fue reducido, lo que según organismos ecologistas ayudó a que madereras y agricultores que desforestan en forma ilegal.

El documento también tiene las siguientes exigencias:

• Ampliar en 10 millones de hectáreas las áreas protegidas
• Que los créditos para actividades en la región amazónica sean concedidos según “criterios ambientales”
• Suspender los procesos dirigidos a regularizar la propiedad de tierras en las que se hayan registrado “atentados” contra el ecosistema.

Además de los mayores bancos del país, la Coalición está formada por organizaciones ecologistas no gubernamentales e importantes empresas del sector agropecuario y alimenticio, que están entre las mayores productoras y exportadoras del país.

La Coalición ya manifestó antes su preocupación por el avance de la deforestación en un documento similar dirigido al Gobierno de Bolsonaro en julio del año pasado.

También durante 2020, un importante grupo de fondos de inversionistas globales alertó sobre una eventual retirada de capitales y hasta un posible boicot a las exportaciones de alimentos y madera de Brasil, en caso de que el Gobierno no reforzara el combate a la deforestación y los incendios en la Amazonía.

Con información de EFE


En Vivo