¿Subió el precio del pollo? Profeco reporta cuánto debe costar

225
Profeco detecta aumento de precio en el pollo
Canva

Ahora no solo el limón demuestra alza en el precio, también el pollo. La PROFECO dio a conocer los precios

El pollo comenzó a registrar esta semana el incremento de su precio registrando y se disparó de manera considerable. Uno de los alimentos más usados en la cocina mexicana es sin duda el pollo, que constantemente vemos que tiene altas y bajas en el precio, sin embargo durante el inicio de año se ha visto un alza en su costo.

La falta de importaciones de esta carne es uno de los motivos por los cuales el kilo de pollo está por las nubes, pues ha llegado a costar hasta 125 pesos, situación que evidentemente preocupa a los consumidores.

La Procuraduría Federal del Consumidor informó en estos días que se ha notado el incremento en el costo del pollo a partir del 17 de enero de 2022 y desde esa fecha no ha parado de subir. Por ejemplo en la Ciudad de México (CDMX) y área Metropolita se registró el costo de 125 pesos por el kilo de pechuga en lugares como el Mercado Independencia en la Alcaldía Benito Juárez.

aumenta el pollo metv 1
Aumenta el precio del pollo en varias partes de México. Foto: Canva

Sin embargo, en Coacalco, Estado de México se han visto precios más bajos, por ejemplo en una tienda de autoservicio se encontró el kilogramo de pechuga de pollo con todo y huesos a $67 pesos, una cifra bastante baja en comparación con CDMX y el área Metropolitana. Aunque en algunas tiendas el precio supera ambos costos, pues en un negocio de Villacoapa el costó de la pechuga sin huesos, sin piel y aplanada es de 145 pesos. Cabe destacar que esos montos oscilan dentro del centro de México, pues en otras zonas el aumento es todavía más considerable.

En el norte de del país se registró un aumento alarmante, el kilo de pechuga sin piel ha llegado a costar hasta 154 pesos. Situación que además de preocupar a la población, los ocupa para sustituir dicha carne o buscar alternativas de alimentación que no representen un desequilibrio mayúsculo en su economía.

También lee: Repunte de fraudes bancarios en México