Afectaciones a empresas automotrices por escasez de chips

134
Empresas con escasez de chips
Canva

Empresas fabricantes de automóviles se enfrentan a la escasez de chips

La escasez de chips ha sido un despertar a la realidad para las empresas que fabrican vehículos, ya que después de mucho tiempo, las ensambladoras y empresas automotrices no quería darse cuenta que en la actualidad, la construcción de autos se inclina demasiado por el uso de chips.

A pesar que las primeras unidades de control electrónico nacieron en vehículos de General Motors y Ford, durante la década de los 70´s, con el propósito de controlar determinadas funciones de los motores, a partir de ese momento las empresas automotrices no han parado de renovar el uso de chips, razón que enfoca más en la mecánica de los autos, antes que en el software dentro de las armadoras de automóviles.

A diferencia de empresas como Tesla, que ha buscado la forma en que los dispositivos electrónicos permitan el traslado de un punto A al B: “Realmente diseñamos el Model S para que fuera una computadora sobre ruedas muy sofisticada”, dijo Musk en 2015, quien anunció que ese modelo debería se capaz de actualizar el software desde la via remota.

Durante la última década, los chips se han convertido en parte esencial para el funcionamiento de los autos, sin excepción para los más austeros o de gama baja. Por ejemplo, el vehículo promedio actual puede contener entre 25 y 50 unidades centrales de procesamiento (CPU), según con el estudio Computadora sobre ruedas: Disrupción en electrónica automotriz y semiconductores. Además, el nivel de sofisticación aumentará en la medida que los vehículos eléctricos se comiencen a producir en grandes cantidades.

empresas compressed
Cambios en el sector industrial automotriz. Foto: Canva

De hecho en un futuro no muy lejano los automóviles serán convertirán en aparatos más electrónicos y la parte mecánica será menor.

Sin embargo ninguna empresa armadora automotriz advirtió el estado crítico si en algún momento los chips escasearan y más si consideramos que el suministro de estos dependía de Taiwán como proveedor de un 80% a nivel global.

El director de J.D. Power México, Gerardo Gómez, comentó que “Se suponía que 2021 sería el año de la recuperación, tras la caída de 2020. Nadie esperaba una crisis global de semiconductores. Calculamos que se dejaron de producir alrededor de 585,000 unidades en México debido a esto. En el mundo suman 8 millones de unidades”.

Las armadoras automotrices fueron obligadas a detener las líneas de producción en todo el mundo por la escases de chips, situación que demuestra la gran dependencia de la industria del silicio. Esto hará que los fabricantes tradicionales tengan que replantear sus prioridades forzosamente.

De la misma manera que en la década de los 70´s las empresas automotrices tuvieron que modificar la potencia de los motores en amplios modelos por unos carros de que implicaban mayor austeridad por la crisis del petróleo, ahora serán el silicio y el litio los que impondrán cambios en el sector industrial automotriz.

“Lo que ahora realmente está determinando el volumen de ventas es la disponibilidad de unidades que hay en los pisos de venta. Y esto depende de la disponibilidad de chips que tiene cada fabricante”, comenta Gómez, de J.D. Power México.

La CEO de General Motors, Mary Barra, señaló a principios de año que la escasez mundial de chips obligará a la empresa a estudiar más detalladamente la cadena de suministro.

La capacidad que tengan las empresas armadoras para adaptar sus cadenas a esta nueva realidad será un punto prioritario para el mantenimiento de inventario equilibrado para que puedan mantener un inventario estable en sus pisos de venta.

También lee: El precio del limón se dispara en México; te decimos las causas