“Los Reyes Magos” también deberán darse de alta en el SAT

35
El comercio informal debe incluirse en el SAT
El comercio informal debe incluirse en el SAT

Las personas que se dedican al comercio informal también se incluirán dentro del padrón de Servicio de Administración Tributaria (SAT)

En esta época del año es cuando son todavía más visibles los comerciantes que no pagan una renta de local y los servicios que ello representa. A pesar de que el comercio informal es uno de los oficios que trabajan todo el tiempo, la venta de juguetes y regalos por el día de Reyes, aumenta significativamente su estancia en las calles. El SAT implementará nuevos requerimientos para que comerciantes en esa situación sean contribuyentes activos.

Sin embargo, la Reforma Fiscal se ha pronunciado y requiere que los “Reyes Magos” se incluyan en el padrón del SAT a partir de este año. Por ello, se han buscado diferentes mecanismos para el pago de impuestos que les compete al sector informal. Algunos tienen que ver con las revisiones de las transferencias y depósitos a cuentas bancarias de los que deben ser contribuyentes.

Reyes magos
"Los Reyes Magos" también deberán darse de alta en el SAT 2

Formar parte del SAT, mediante el Régimen Fiscal busca que se paguen impuestos y que los comerciantes informales comiencen a declarar, pues al final de cuentas generar ingresos a partir de un trabajo.

Este requerimiento de añadir a los comerciantes en el SAT se vincula también con el Régimen de Confianza Simplificada, misma que busca que el sector de comercio informal pueda ir integrándose paso a paso en la formalidad laboral.

Además, el SAT determinará y considerará de cuánto debe ser la declaración del contribuyente. Mismo que deberá confiar en que esta autoridad hace cierta determinación con base en los porcentajes promedios que reciben las personas que se dedican al comercio informal.

No obstante, a pesar de estas novedades en el Régimen Fiscal, también es cierto que la economía global ha sufrido graves lastimaduras, mismas que se ven reflejas en las bajas ventas y en un poder adquisitivo débil.

Para muchos esta situación les ha causado molestias pues hay quienes dicen trabajar así porque han probado pagar la renta de locales y ha resultado contraproducente por lo caros que resultan. Sin embargo, la otra cara de la moneda viene por parte de los comerciantes formales, quienes cumplen con sus declaraciones tributarias, también con el gasto de una renta y los servicios que ésta implica.

También lee: