Una alianza por la inclusión financiera para repartidores

42
Inclusión financiera repartidores
Inclusión financiera repartidores

Inclusión financiera parte de los pasos que algunas alianzas buscan para los repartidores

Desde hace ya algún tiempo, ser repartidor en alguna app, resulta una buena opción para generar ingresos para muchas personas. Durante la pandemia este tipo de empleo tuvo auge junto con el consumo de productos a través de internet.

Con la finalidad de generar inclusión social y financiera para personas de barrios populares, Santander y Rappi lanzan un programa para que formen parte de manera inmediata, como repartidores de la app.

La iniciativa permite acreditar los pagos de las entregas en Santander y beneficiarse del servicio de cuenta gratis.

Quienes adhieran al débito automático el pago del Monotributo obtendrán un reintegro, además, habrá locales designados en los que podrán disfrutar de beneficios en sus compras.

Uno de los elementos de trabajo principales de los repartidores de esta aplicación son las motos y bicicletas. Por eso, a través de un microcrédito brindado por Santander, los mayores de 18 años podrán contar con la financiación de uno de estos dos medios de transporte, que les permita facilitar el reparto.

También contarán con acompañamiento para recibir educación en seguridad vial y un kit de elementos básicos como caja transportadora de alimentos, chaleco reflectivo y casco.

Otro de los pilares de este programa es la promoción de la educación financiera, por lo que Santander guiará a los repartidores en este proceso para que conozcan las posibilidades de bancarizarse y accedan a herramientas que les permitan una mejor toma de decisiones.

Con esto, la firma busca seguir impulsando el empoderamiento financiero por el cual, solo durante 2020, logró expandir sus servicios esenciales a más de 3.5 millones de personas.

Silvia de Tenazinha, Gerenta de Banca Comercial de Santander ha afirmado: “Este tipo de iniciativas nos llena de orgullo porque reflejan la esencia misma de una banca responsable, comprometida con la sociedad, brindando oportunidades y herramientas para potenciar el talento de las personas y la generación de nuevas oportunidades”.

Astrid Mirkin, Gerenta General de Rappi Argentina comentó: “Estamos felices de presentar este programa en conjunto con Santander, que busca facilitar y visibilizar la posibilidad de acceder a una fuente de ingresos como usuario repartidor a través de Rappi, y otorga recursos y herramientas financieras para ayudar y transformar la realidad de miles de personas”.

¿Cómo acceder al programa?

Los interesados podrán acceder al programa desde la web de Santander Argentina. Para acceder al microcrédito es requisito ser mayor de 18 años, no registrar deudas en Cendeu (Central de Deudores) en diciembre de 2020, poseer DNI, contar con inscripción en AFIP (o constancia de trámite) y contar con ingresos del titular o grupo familiar por un monto igual o mayor a $2.000.

Santander brindará asesoramiento sobre este acuerdo en sus Sucursales de Integración Social (SIS), ubicadas en los siguientes barrios del AMBA: Barrio 31 (Retiro) y Barrio 20 (Lugano) en Ciudad Autónoma de Buenos Aires; Barrio La Juanita (Gregorio de Laferrere); Ciudad Santa María (San Miguel Oeste); Castelar Sur; Don Orione (Almirante Brown); Villa Jardín (Lanús) y Barrio Itatí (Quilmes). Las Sucursales de Integración Social (SIS) buscan facilitar el acceso de sectores no bancarizados al sistema financiero, ofreciéndoles oportunidades de integración y crecimiento.

Un programa que podría tomarse como ejemplo

Este paso para el país vecino viene a poner sobre la mesa la necesidad que tienen las personas que ya trabajan bajo este esquema, de acceder a la inclusión financiera en México.

Recordemos que hace unos días el colectivo #NiUnRepartidorMenos, integrado por repartidoras y repartidores de Rappi, Uber Eats y Didi Food, anunciaron a través de Twitter, un paro de labores para este miércoles.

Esta acción se suma al paro internacional que realizarán trabajadores de las aplicaciones en Estados Unidos y América Latina.

Algunas de las exigencias de las y los repartidores son:

  • Sueldo base.
  • Pago adicional que contemple condiciones como lluvia y horario nocturno.
  • Seguro de gastos médicos.
  • Licencias pagadas por enfermedad o accidente, entre otras.

También lee: Elon Musk ofrece alimentar a 40 millones