Es necesaria una transformación en la política social: Coparmex

Actualmente se destinan 273,000 millones de pesos para nueve programas sociales considerados prioritarios a nivel federal, pero es insostenible que se haga este esfuerzo económico y el resultado sea el incremento en el número de personas en pobreza.

50
Es necesaria una transformación en la política social: Coparmex
Foto: Secretaría de Bienestar.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) considera que es necesario que la política social debe dar un viraje para poner en el centro -no el reparto de transferencias- sino a las personas y sus necesidades.

De acuerdo con la Coparmex, actualmente se destinan 273,000 millones de pesos para nueve programas sociales considerados prioritarios a nivel federal, pero es insostenible que se haga este esfuerzo económico y el resultado sea el incremento en el número de personas en pobreza.

Te recomendamos: Para frenar la pobreza, programas sociales deben ir con empleo: Marko Cortés

“No habrá presupuesto que alcance si la apuesta es por la universalización y no por la focalización de apoyos. Y los riesgos de uso clientelar crecerán mientras no se mejoren las reglas de operación y se apueste por la transparencia”, dice un comunicado.

Política social, vacuna contra la pobreza

La política social es la vacuna contra la pobreza, en Coparmex queremos que no haya un solo hogar en el que falte alimento en su mesa; proponemos estas 7 acciones de mejora y trabajamos para que quien perdió su empleo pueda recuperarlo o convertirse en emprendedor abriendo su propio negocio.

“También impulsamos una Nueva Cultura Salarial para que el salario mínimo se incremente más que la inflación y alcance para cubrir satisfactoriamente las necesidades de los hogares. Creemos en una economía social que se base en la justicia, la equidad y la igualdad de oportunidades”, dice el documento.

Propuestas de mejora

La política social y el ejercicio del gasto asociado deben dar un “golpe de timón”, proponemos las siguientes acciones:

  1. Selección objetiva de personas y hogares beneficiarios de acuerdo con su condición socioeconómica.
  2. Entrega de transferencias sin intermediación de servidores públicos o actores políticos.
  3. Coordinación interinstitucional para que los apoyos se correlacionen con la provisión de servicios educativos y de salud a los hogares más pobres.
  4. Evaluación científica, con metodologías rigurosas a cargo de entidades académicas independientes.
  5. Aprovechamiento de experiencias exitosas como la de Prospera y reactivar programas como el de Estancias Infantiles para atender a madres trabajadoras.
  6. Impulso de la Empresa Social, para promover una economía con valores democráticos que además apoye el desarrollo sostenible. Países como Brasil, Canadá, España e Italia son referentes.
  7. Transparencia en la operación de los programas sociales. Por ello insistimos en la creación de un padrón único de beneficiarios, que aglutine los programas sociales de los tres órdenes de gobierno. Con esta herramienta se evitaría la duplicidad de programas, se identificaría a quienes realmente necesitan el apoyo y se evitaría el clientelismo.
ONU prevé que la población en extrema pobreza suba por primera vez en 22 años
Política social contra la pobreza. Foto: vleyva/Pixabay.

También lee: Pobreza laboral tuvo su crecimiento más fuerte en segundo trimestre de 2020: Coneval


En Vivo