Y tú, ¿cómo prefieres comprar?

Sabemos que muchas veces las ofertas pueden ser irresistibles, sin embargo, no todo lo que adquirimos suele ser muy necesario.

14
Y tú, ¿cómo prefieres comprar?
Foto: Pixabay/Pexels.

¿Cuántas veces te ha pasado que al acudir a un centro comercial o al visitar tu página favorita de internet terminas por comprar más de lo que habías planeado?

Sabemos que muchas veces las ofertas pueden ser irresistibles, sin embargo, no todo lo que adquirimos suele ser muy necesario. ¿Cuándo es bueno comprar a meses sin intereses (MSI) o de contado?, descúbrelo en este artículo.

Comprar a Meses Sin Intereses (MSI) es un modelo de pago originado en Argentina a finales de los ochenta. En México se adoptó en la década de los noventa debido a la popularidad del mismo.

De acuerdo con la Condusef, dicho método da la facilidad de comprar productos en pagos parcializados en un determinado número de mensualidades, lo que evita que el consumidor liquide por completo la compra al momento de adquirirla.

Te recomendamos: ¿Qué pasa si no he escogido una AFORE?

¿Los mexicanos compran a MSI?

De acuerdo con el estudio: “Meses Sin Intereses: comportamiento de los consumidores y comercios mexicanos”, realizado por PayPal*, plataforma de sistemas de pagos en línea, así es como se comportan tanto los consumidores como los comercios en nuestro país.

  • El 50% del total de las y los consumidores menciona que al ver un producto o servicio a Meses Sin Intereses se siente motivado a comprarlo, incluso, si no lo necesita.
  • 85% de las personas encuestadas opina que los MSI son un factor decisivo en la compra del producto que necesita.

Los principales beneficios al comprar a Meses Sin Intereses son:

  • Tener mejor administración del capital.
  • Mantener liquidez al no tener que pagar de contado.
  • Se pueden adquirir productos o servicios que de otra forma sería más difícil.
  • El establecimiento respeta el precio establecido inicialmente.
  • 8 de cada 10 empresas se sienten satisfechas al ofrecer Meses Sin Intereses como uno de sus esquemas de pago.
  • Este tipo de ventas representa más del 40% del total vendido.
  • 45% de las y los consumidores opta por pagar en 6 mensualidades y más del 26% elige plazos de 12 mensualidades.
Te decimos que debes hacer si clonaron tu tarjeta
Comprar con tarjeta. Foto: Anna Shvets/Pexels.

¿Qué tanto te convienen los pagos chiquitos?

Si bien los MSI pueden representar una excelente opción para dividir los pagos, también puede resultar contraproducente en caso de que no se sepas cómo manejarlos.

Recuerda que cada pago parcial incluye una tarifa de interés, asociada al crédito que te están otorgando por comprar el producto a plazos, por lo que el costo total de la compra es mayor.

Los pagos chiquitos son una buena opción si deseas comprar productos duraderos, que en verdad necesites y tengan una vida útil más larga que tu deuda.

Además, es importante que conozcas sus características para decidir si te conviene o no realizar la compra bajo este método. Considera lo siguiente:

  • Cantidad por pago. Es el monto que deberás cubrir en cada parcialidad. Por ejemplo, 200 pesos al mes.
  • Cantidad total a pagar. Es el precio final del pago que incluye el enganche, parcialidades y cualquier otra cantidad que se derive.
  • Costos adicionales. Averigua si tu plan de pagos incluye costos adicionales y a cuánto ascienden; también si hay algunos que podrían evitarse.
  • Plazo del crédito. Revisa el tiempo que te llevará liquidar tu deuda. A mayor plazo, más pequeñas serán las parcialidades. Una deuda de muchos meses significa que estarás endeudado por todo ese tiempo, lo que compromete tus ingresos futuros.
  • Tasa de interés. Varía según el producto y establecimiento. El plazo del crédito puede influir, ya que, a mayor monto, mayor será la tasa.
  • Tiempos de pago. Ten claras las fechas para hacer tus pagos; toma en cuenta que al hacerlos a destiempo también generan intereses que incrementan tu deuda.

Compras de contado

Se utiliza la palabra: de contado, para referirse a comprar un producto o servicio, pagando el costo total del mismo, al momento que lo recibes.

Ventajas del pago de contado
  • El costo del producto no cambia, no tienes que pagar intereses o algún cargo extra.
  • Hay tiendas que otorgan un descuento extra si optas por este tipo de pago.
  • Salvo que requieras del servicio de fletes o mudanza, puedes llevarte de inmediato lo que acabas de adquirir.
  • No comprometes tus ingresos futuros.

Cualquier opción que elijas para pagar un producto, ya sea de contado o a crédito, piensa que no debe desestabilizar tus finanzas ni que más adelante te veas en aprietos. Si optas por el crédito, contempla en tu presupuesto la cantidad que destinarás al pago del mismo. Recuerda que, al ser puntual con los pagos, podrás generar un buen historial crediticio, lo que te abrirá las puertas para mejores créditos futuros.

También lee: Así puedes realizar tu portabilidad de nómina


En Vivo