Vacunas contra el covid-19 no aumentan los senos

Las vacunas contra el covid-19 bajo la tecnología de ARN Mensajero, como Pfizer o Moderna, no aumentan los senos de las mujeres.

23
Vacunas contra el covid-19 no aumentan los senos
Foto: Pexels

No es cierto que las vacunas contra el coronavirus o covid-19 bajo la tecnología de ARN Mensajero, como Pfizer o Moderna, hagan crecer los senos de las mujeres, como afirman múltiples mensajes virales en las redes sociales. Puede tratarse, según expertos, de una inflamación transitoria de los ganglios linfáticos de la axila.

A través de redes sociales como Facebook, Twitter, WhatsApp y Tiktok, especialmente en esta última, decenas de usuarias hicieron virales testimonios de un inesperado crecimiento de sus pechos tras aplicarse alguno de esos dos fármacos contra la covid-19.

Por ejemplo, que circula en Tiktok supera los 614,000 me gusta, y fue compartido más de 36,000 veces con más de 17,000 comentarios, muchos de ellos que resaltan el supuesto “efecto secundario” de vacunarse.

En el video corto puede verse a una joven mostrar el antes y el después de la aplicación de la vacuna desarrollada por Pfizer, en los que, a través de varios cambios de vestuario, dice evidenciar el aumento en el tamaño de su busto.

Vacunas contra el covid-19 no aumentan los senos
Foto: Pexels

“Soy marketing gratuito para la vacuna”, dice como leyenda el video de la usuaria, quien en las imágenes explica que los resultados “tomaron dos semanas después de recibir la segunda dosis”.

“Si Pfizer creó el Viagra por accidente, no me sorprendería q por accidente sus vacunas aumenten los senos (sic)”, asegura otro mensaje en Twitter, además, con otra de las consignas más comunes en estas publicaciones sobre el tema.

Vacuna y sus datos

Los fármacos contra el covid-19 de ARN Mensajero (ARNm) no causan el crecimiento de los senos; expertos señalan que podría tratarse de una hinchazón temporal de los ganglios de esa zona como parte de la respuesta inmunitaria del cuerpo.

La iniciativa Vacunamiga de la Universidad Nacional de Colombia explicó que, de acuerdo con la evidencia recabada por sus expertos, ese supuesto crecimiento de los pechos “probablemente se deba -en realidad- a una reacción transitoria de inflamación de los ganglios linfáticos de la axila”.

Citando cifras de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, esta condición “podría ocurrir en alrededor del 11.6 % de las personas después de la administración de la primera dosis de la vacuna de Moderna y el 16 % después de la segunda”.

@vincenzenaI am free marketing for the vaccine I stg. #fypシ #xyzbca #vaccine #pfizer #MACscaraface #covidvaccine #pfizervaccine #moderna

♬ rake it up – favsoundds

“Si bien puede no resultar indeseable en muchas personas, sí podría generar una preocupación innecesaria en las mujeres, quienes tras las reacciones de hinchamiento inusuales por la aplicación del biológico podrían generar sospechas de la aparición de patologías como el cáncer de seno”, añade el mensaje de Vacunamiga.

En esa línea, la iniciativa contra la infodemia del Centro de Pensamiento Medicamentos, Información y Poder de la universidad pública colombiana recomendó tener en cuenta esta posible reacción en mujeres que planean realizarse una mamografía.

“Podría haber cierta incidencia del hinchamiento en la lectura del examen, por lo que algunos expertos han recomendado que este se programe, dentro de lo posible, antes de la vacunación”, concluyó el Centro, citando otras consideraciones de los CDC.

¿Cómo funcionan las vacunas de ARN mensajero?

Este es el enfoque de vacunas más novedoso -si bien no desconocido- que se usa hasta el momento para luchar contra la pandemia del coronavirus.

En este tipo de tecnología se suministra parte del código genético del virus para que las células aprendan a producir una de sus proteínas, la Spike o Espiga, y así desencadenar una respuesta inmune.

Te puede interesar: ¿Tienes entre 18 a 29 años? Estas canciones sonarán en tu vacunación

Lo anterior quiere decir que las vacunas de ARNm no contienen el virus vivo que causa el covid-19, sino “instrucciones” para las células inmunitarias.

A partir de allí, ese sistema reconoce que la proteína es un cuerpo extraño y comienza a generar una respuesta inmunitaria y a producir anticuerpos, como sucede cuando se produce una infección natural contra el covid-19.

Después de su uso, las células se deshacen de ese material genético y, en contra de otros bulos, sin afectar o llegar a modificar el ADN de los seres humanos.

Con información de EFE


En Vivo