¿Pagas tu tarjeta de crédito con efectivo? puedes tener problemas con el SAT

El SAT puede iniciar un procedimiento de discrepancia fiscal en tu contra por pagar de esta forma tu tarjeta

106
¿Pagas tu tarjeta de crédito con efectivo? puedes tener problemas con el SAT
Crédito: Pixabay

Si cuentas con una tarjeta de crédito y en alguna ocasión te has atrasado en tus pagos, seguramente te has enfrentando al problema de tener que pagar tasas de interés muy altas, además de tener que enfrentarte a la insistencia de los cobradores de los bancos.

No obstante existen otros riegos vinculados a este tipo de plásticos, como el pagarla con dinero en efectivo.

Te puede interesar: SAT se va de vacaciones, toma tus precauciones

tarjeta de crédito
Crédito: Pixabay

SAT podría iniciar un proceso de discrepancia fiscal en tu contra

El problema radica en que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) tiene dificultades para rastrear el origen del dinero en efectivo y, dado que es muy suspicaz el “tío” SAT, al no tener forma de detectar si ya pagaste impuestos por él, existe la posibilidad de que suponga que tienes más ingresos que los que declaraste.

Supongamos que retiras cierta cantidad de tu nómina, unos 10,000 pesos y decides utilizar 5,000 pesos para pagar tu tarjeta de crédito. Dado que el SAT no tiene forma alguna de saber que ése dinero es el mismo que retiraste del cajero y por ende ya pagó impuestos, puede darse el caso de que, para salir de dudas, inicie un proceso de discrepancia fiscal.

La Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR) lo describe como sigue:

“Las personas físicas podrán ser objeto del procedimiento de discrepancia fiscal cuando se compruebe que el monto de las erogaciones en un año de calendario sea superior a los ingresos declarados por el contribuyente, o bien a los que le hubiere correspondido declarar”.

tarjeta de crédito
Crédito: Pixabay

¿Cómo pagar mi tarjeta de crédito entonces?

Es por ello que es recomendable pagar tu tarjeta de crédito por otros medios como una transferencia interbancaria, de esta manera, el SAT podrá verificar de manera sencilla que ese dinero ya pagó impuestos, evitando así tener que hacer aclaraciones posteriores al fisco.