Pemex responde a Moody’s por rebaja de calificación

“Por las contradicciones metodológicas que contiene el comunicado de Moody’s, Pemex expresa su total desacuerdo con la decisión tomada por dicha agencia calificadora.”, dice un comunicado.

141
Pemex responde a Moody’s por baja de calificación
Foto: Facebook de Pemex.

Petróleos Mexicanos (Pemex) respondió a la calificadora Moody’s por la rebaja de la calificación de Ba2 a Ba3 y con perspectiva negativa.

“Por las contradicciones metodológicas que contiene el comunicado de Moody’s, Pemex expresa su total desacuerdo con la decisión tomada por dicha agencia calificadora.”, dice un comunicado.

Te recomendamos: Moody’s baja la calificación de Pemex de Ba2 a Ba3

Según Pemex, el “desacuerdo es técnico y metodológico. En primer lugar, la conclusión de Moody’s se centra en el elevado riesgo de pago de los vencimientos de deuda de Pemex. Se informa que esta empresa entregó puntualmente a dicha calificadora la comunicación oficial del apoyo del Gobierno Federal para realizar el pago de los vencimientos de deuda del 2021”.

No puede existir riesgo para Pemex

“Asimismo, se les comunicó la decisión del gobierno federal de apoyar el pago de la deuda para el resto de esta administración. En términos de la metodología vigente no puede existir riesgo para Pemex en el cumplimiento del pago de sus obligaciones de deuda si existe el soporte y evidencia documental de las autorizaciones de presupuesto federal para el pago de la deuda”, destacó Petróleos Mexicanos.

En tal sentido, se les informó de las aportaciones al patrimonio de Pemex para el pago de las amortizaciones de deuda. Se les entregó la documentación en febrero de este año, en atención a la instrucción del presidente de la República en el sentido de que las amortizaciones de la deuda financiera de Pemex serían cubiertas con aportaciones provenientes del gobierno federal, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público instruyó la ampliación del gasto programable del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2021 a la Secretaría de Energía, para realizar estas transferencias de recursos a Pemex.

El monto de esta ampliación inicial ascendió a 96,720 millones de pesos, de los cuales, mediante aportaciones recibidas en febrero y mayo pasados, Pemex ya recibió 64,124 millones de pesos que han sido destinados en su totalidad al pago de los vencimientos de la deuda del periodo enero-julio del año 2021.  La siguiente transferencia de recursos está programada para agosto y durante el cuarto trimestre se espera contar con la última ampliación adicional para completar el pago de las amortizaciones de la deuda programadas para 2021.

“Moody’s tampoco consideró la mejora que realizó esta administración para modificar la estructura de los vencimientos de la deuda del periodo 2021-2024. Es importante enfatizar que, si bien los vencimientos de Pemex para los próximos años representan montos relevantes, estos han sido disminuidos de manera considerable al ​pasar de un promedio de 9,000  millones de dólares en los siguientes años a un promedio de seis mil millones de dólares, en virtud de los ejercicios de manejo de pasivos que ha realizado la presente administración. Una deuda que por cierto no contrató esta administración”, dice el documento.

Capacidad de refinación de Pemex

Con respecto a la conclusión de Moody’s de que la expansión de la capacidad de refinación pone en riesgo la generación del flujo de efectivo, es importante aclarar lo siguiente: en el caso de la ampliación de la capacidad de refinación, tanto por la construcción de la nueva Refinería de Dos Bocas, Tabasco, como en el caso de la adquisición de la refinería de Deer Park en Houston, Texas, se aportó a Moody’s la documentación para aclarar que ambos proyectos no impactan presupuestalmente el balance financiero de Pemex, pues la construcción de la nueva refinería de Dos Bocas se está fondeando en su totalidad con recursos de origen federal y no con recursos de Pemex.

Compra de Deer Park

Asimismo, la operación de compra de Deer Park será fondeada en su totalidad con recursos de origen federal. En particular, sobre la adquisición del 50% de Deer Park, se aclaró que esta operación no representará ninguna carga para Pemex, considerando que los recursos para esta compra, que ascienden a 596 millones de dólares, serán aportados por el Gobierno Federal.

La industria de refinación si bien opera con márgenes estrechos, no significa esto que opere de manera permanente con pérdidas, de lo contrario no habría mercado de gasolinas y diésel en el mundo.

“Por todo lo anterior, el argumento central en el cual se basa la decisión de Moody’s, representa una contradicción dado que por un lado reconoce los apoyos del gobierno federal y por otro considera un elevado riesgo de liquidez para cubrir las amortizaciones de la deuda que serán cubiertas precisamente por dichos apoyos federales. Igualmente, en el caso del plan de expansión en refinación, Moody’s no consideró relevante que los recursos están comprometidos con recursos de origen federal para lo que resta de la Administración (2021-2024)”, recalcó Pemex.

Creemos que Pemex merece una respuesta transparente de Moody’s, dice el comunicado.

También lee: Moody’s dice que Dos Bocas y Deer Park suman riesgo de sobrecosto para Pemex