Alexa Moreno, una muestra de que no hay imposibles

La gimnasta mexicana Alexa Moreno busca agrandar su legado en la Final de salto de caballo en los Juegos Olímpicos de Tokio.

122
Alexa Moreno, una muestra de que no hay imposibles
Foto: Toyota

Tanto dentro como fuera de los aparatos, ella es un modelo a seguir, un orgullo nacional. Este fin de semana, Alexa Moreno disputará la Final de Salto de Caballo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, su objetivo está en la obtención de una medalla; pero aún sin ella, ya se ganó un lugar en los corazones mexicanos, pues ha demostrado que no tiene ‘imposibles’.

La bajacaliforniana ilusiona a toda la nación con el podio. El próximo domingo podremos despertar y darnos cuenta que ganar una medalla no era un sueño, sino una agradable realidad (a las 3 de la mañana iniciará su participación).

Para dimensionar la valía de Alexa, hay que recordar que es la segunda gimnasta azteca en clasificar a una final olímpica, logro obtenido por Denisse López hace 21 años en Sydney 2000.

Japón es una tierra llena de sabiduría, que se rige por filosofías y una de la más arraigadas es la del Kaizen o ‘mejora continua’, valor que comparte Alexa Moreno y todo el Toyota Team México bajo el concepto de “Start Your Impossible”.

Alexa Moreno, una muestra de que no hay imposibles

Alexa Moreno, una muestra de que no hay imposibles
Foto: Toyota

Te presentamos 5 momentos claves de Alexa:

Superó una grave lesión

En julio de 2015 sufrió un accidente practicando su rutina de barras asimétricas que le provocó una contusión cerebral y dos pómulos rotos. Faltaban tres meses para el Campeonato Mundial de Glasgow, por lo que su ilusión de ir a los Juegos Olímpicos se desvanecía. Sin embargo, peleó por su sueño y se recuperó en menos de 90 días.

Calvario panamericano

A pesar de formar parte de la élite gimnasta, la atleta de 26 años nunca representó a México en los Juegos Panamericanos. Una lesión en la rodilla la privó de Guadalajara 2011; cuatro años más tarde su participación en Toronto 2015 se vio truncada debido a una fractura de pómulo; y para Lima 2019, una caída en práctica le hizo quedar fuera, cuando era de las favoritas para el podio.

Venció la discriminación

Durante su participación en los Juegos Olímpicos de Río 2016, Alexa recibió bastantes mensajes en redes sociales, no por ser la única mujer representante de México, tampoco por haber clasificado en el puesto 12° de las mejores del mundo en la categoría de salto¡sino por las críticas que recibió por su apariencia física!

Este ‘golpe’ proveniente por sus propios connacionales la hizo dudar de querer participar en los próximos Juegos Olímpicos; sin embargo, no se rindió, se hizo más fuerte y no tardó en mostrar lo equivocados que estaban aquellos que no veían el verdadero talento deportivo de Alexa.

Tocó la gloria

La fortaleza de Alexa muy pronto le traería recompensa, haciendo historia y ganándose el respeto de México y el mundo. En el Mundial de Gimnasia Artística de 2018 celebrado en Doha, obtuvo la medalla de bronce y se convirtió en la primera mexicana en lograr un podio en un certamen internacional de gimnasia, el cual compartió con Simone Biles, considerada por muchos como una de las mejores gimnastas de la historia.

También lee: ¿Qué países nunca han ganado una medalla en Juegos Olímpicos?