¿Comprar o rentar una casa?

Una vivienda es un activo que muchos desean, pero ¿qué conviene más?, ¿rentar o comprar? Acá te lo decimos

66
¿Comprar o rentar una casa?
Crédito: Pixabay

Para la gran mayoría de la población, el contar con una vivienda representa su activo más valioso. Es por ello que una gran cantidad de mexicanos sueñan con la frase “vamos a mi casa”. Asimismo, ya sea propia o rentada, es una realidad que cualquier persona necesita un techo para vivir.

Pero, ¿qué conviene más?, ¿rentar o Comprar? El nivel de ingreso de un país no necesariamente se traduce en un elevado número de viviendas propias y de menores rentas.

Por ejemplo, Suiza, con un ingreso per cápita casi cuatro veces mayor al de México, tiene pocas mientras que en México cerca del 70 por ciento de los hogares son dueños de sus viviendas.

Te puede interesar: Empleados de Burger King se quejan de condiciones laborales: “Todos renunciamos”

comprar casa
Crédito: Pixabay

Asimismo, las familias que rentan en México son relativamente contadas, 14% del total mientras que en Suiza reportan una de las cifras más elevadas a nivel mundial.

¿Por qué comprar una casa?

Uno de los argumentos más comunes para favorecer la compra por encima de la renta es que la gente quiere evitar “tirar su dinero” con el pago de una renta. Sin embargo, muchos de los potenciales compradores son desalentados por los altos precios de las viviendas.

En México, en los últimos treinta años, la adquisición de vivienda se ha apoyado en dos circunstancias: disminución de tasas de interés y deducciones fiscales.

Primero, si bien el Banco de México no tiene la capacidad de determinar directamente las tasas hipotecarias, sí aplica políticas que afectan indirectamente estas tasas.

En ese periodo, su política monetaria ha logrado reducir sustancialmente la inflación, y con ello, las primas de riesgo, recompensa que se le concede a un inversionista por invertir en un activo en lugar de otro de menor riesgo.

De esa manera, se ha observado una tendencia a la baja en tasas de interés de diferentes mercados y a distintos plazos.

Segundo, la tasa de interés real de un crédito hipotecario, la tasa efectivamente pagada menos la tasa anual de la inflación, es deducible de impuestos. Si bien existen ciertos límites en las deducciones, entre más baja resulte la inflación, los contribuyentes podrán deducir una mayor cantidad de impuestos.

comprar casa
Crédito: Pixabay

A pesar de lo anterior, con relación a la inmensa mayoría de los bienes y servicios, el incremento en el precio de la vivienda ha sido mayor. Factores de oferta y de demanda explican este comportamiento.

Precio de la vivienda ha aumentado

En primer lugar, la economía mexicana ha presentado un déficit de vivienda, lo que presiona los precios al alza. En segundo lugar, el significativo despunte del crédito a la vivienda ha aumentado la demanda, lo que contribuye también a registrar precios más elevados.

En contraste al encarecimiento de las viviendas, las rentas se han abaratado en términos relativos, el ritmo de crecimiento de las rentas ha sido menor a la inflación. De ahí que en la actualidad haya más hogares rentando que pagando una hipoteca (14% versus 10%).

Diferencias entre rentar y Comprar una casa

Otro elemento de comparación entre rentar y comprar es el monto que efectivamente destinan los hogares mexicanos para cubrir sus costos. Los correspondientes a la renta son ligeramente mayores a los costos financieros de una hipoteca, capital e intereses.

No obstante, si te decides a comprar, debes tener en cuenta que debes añadir otros costos, como la tasa de interés que puede fluctuar, costos de transacción como los honorarios de una notaría, comisión de agentes inmobiliarios o impuestos asociados, seguros y mantenimiento.

Rentar o Comprar, depende de la tasa de interés

Una vez considerados todos los costos, habrá ciertos periodos en donde es mejor rentar que comprar o viceversa dependiendo de la tasa de interés.

En teoría y en el largo plazo, el costo de rentar y comprar una vivienda es el mismo. Responder qué es lo que te conviene es una cuestión de preferencia.