¿Sin efectivo? Conoce 5 tips para hacer rendir tu dinero

Te presentamos un par de fáciles trucos para convertirte en un maestro del ahorro

24
ahorro
Crédito: Pixabay

Lo sabemos, hacer rendir tu dinero no siempre es fácil, sobre todo si hay tentaciones como pequeños gustos que pueden arruinarte el propósito de guardar algo de dinero para cualquier eventualidad.

Sin embargo, por muy difícil que parezca es posible teniendo una buena disciplina y uno que otro consejo que te ayude a lograr tu objetivo.

Por ello, en Mundo Ejecutivo te presentamos cinco tips que harán rendir tu dinero y te convertirán en un verdadero experto del ahorro.

Te puede interesar: 3 hábitos que NO sirven para el ahorro

ahorro
Crédito: Pixabay

Por si acaso estás planeando unas vacaciones cuando termine la pandemia del coronavirus, o adquirir nuevos muebles para tu casa o simplemente tienes un objetivo financiero a mediano plazo, esto te interesa.

Si bien muchas personas consideran que uno de los puntos negativos del ahorro es que nos fuerza a apretarnos el cinturón al separar un poco de dinero cada cierto tiempo, una vez que creas el hábito, el ahorro se vuelve tan natural como respirar.

Y lo mejor de respirar, es poder hacerlo sin tos ni flemas que impidan el ingreso del aire al cuerpo, y en el caso de las fianzas, eso se logra con un fondo de emergencias que te permita respirar tranquilo ante alguna emergencia o el pago de una deuda.

Si sigues estos simples pero prácticos consejos, seguro lograrás llegar a tu objetivo.

ahorro
Crédito: Pixabay

Tips para hacer rendir tu dinero

1. Recibe parte de tu salario en productos o servicios

A veces los patrones o empleadores brindan esta posibilidad a sus trabajadores, la cual es una buena idea tomarla.

Claro está que cualquier persona prefiere el efectivo, sin embargo, existen diversos gastos que se deben realizar quieras o no cada mes, y si desde el principio los descuentas de tu ingreso, ya tienes un paso adelante en el control de tu presupuesto.

Si no es tu caso, una buena opción es pagar los gastos fijos después de recibir tu pago quincenal o mensual, de esta forma tendrás una perspectiva real de tu disponibilidad de liquidez y pon ende, eliminarás la tentación  de realizar compras innecesarias.

Te puede interesar: ¿Quieres invertir en criptomonedas?; Condusef te advierte de algunos riesgos

2. Sistematiza tus impulsos

Sabemos que es normal que una persona tenga una tendencia a consumir, ya que de manera natural, la parte más primitiva del cerebro hace que un individuo se deje llevar por el deseo, ya sea como consecuencia de la publicidad o de su estado de ánimo.

ahorro
Crédito: Pixabay

Sin embargo, es importante que cada vez que sientas ese impulso de adquirir algún producto o servicio, date un tiempo para reflexionar si en realidad dicha compra es porque la necesitas, o solamente la deseas.

Este punto es muy importante, ya que entre más tiempo te des para pensar y reflexionar, menos probable será que gastes innecesariamente.

En el caso de que hayas caído en la tentación,  no te preocupes ya que todavía hay algo que puedes hacer, como realizar una lista de tus gastos en las últimas 24 horas y observar cuáles de esas compras fueron motivadas  por un impulso y no por una necesidad real.

3. Utiliza los vales de despensa

Si eres de los pocos afortunados hoy en día que reciben una parte de su salario en vales de comida o despensa, sácales provecho y utilízalos, no los vendas o cambies por efectivo.

Tener esta opción a la mano es equivalente a manejar un presupuesto con el rubro de comida bien definido. Esto te permitirá un mayor control de gastos y utilizar el remanente real de dinero para el ahorro.

4. No todo se mueve con gasolina

Independientemente de en dónde se encuentre tú trabajo, el utilizar medios de transporte diferentes a tu auto siempre se traducirá en un ahorro.

Debes tener claro que el usar tu vehículo no solo incrementa tus gastos en gasolina, sino que también fomenta el sedentarismo y, con ello, una serie de gastos que deberás hacer para el cuidado de tu salud.

A eso súmale los gastos en estacionamientos, posibles multas y pequeños accidentes. Toma esa bicicleta y ahorra.

dinero
Crédito: Pixabay

5. Crea una cuenta de ahorro o invierte

Enfócate en considerar que dentro de tu presupuesto, siempre tengas destinada y bajo cualquier circunstancia una cantidad a ahorrar. Cíñete al plan y sé paciente e inflexible en ese sentido.

Esto forjará tu carácter y vena ahorrativa, haciendo que poco a poco te conviertas en un experto del ahorro.

Una forma de hacer efectivo este paso, es abrir una cuenta de ahorro, entrar a una caja de ahorro que genere rendimientos o destinar esa cuota a algún tipo de inversión.