Jonathan Heath estima que inflación cierre el año en cerca de 6%

El Banco de México tendrá que tomar medidas si la inflación no se reduce a cerca de 5% durante la mayor parte de lo que queda de 2021, destacó Heath

15
Jonathan Heath estima que inflación cierre el año en cerca de 6%
Foto: Pixabay

Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México (Banxico), estimó que el resto del año la inflación no bajará de 5%, a fin de año se acercará nuevamente al 6% y al inicio de 2022 generará presiones el aumento al salario mínimo.

La inflación a tasa anual se ubicó en 6.02% en la primera mitad de junio con lo que ligó siete quincenas por arriba del objetivo de Banxico.

“Existe la posibilidad de que los niveles de inflación que estamos viendo actualmente se queden por un rato más. Mi proyección personal es que la inflación quizá ni siquiera va a quedar por debajo de 5 por ciento en algún momento dado de 2021 y con la burbuja a fin de año puede volver a acercarse a 6 por ciento”, destacó Heath.

Efectos de base de comparación y oferta

Durante su participación en el podcast Norte Económico de Banorte, el subgobernador del banco central, agregó que una inflación que termina el año cerca del 6%, el doble del objetivo de Banco de México, en el contexto de una economía que ya se está recuperando, es un escenario muy diferente al del año pasado, cuando la actividad productiva se estaba desplomando y la inflación terminó muy cerca de su meta, en 3.15%.

“Las prioridades del año pasado eran como en emergencia, en ambulancia, hay que ir a bajar las tasas, hay que poner condiciones monetarias expansivas para ayudar a la recuperación”, dijo.

Heath explicó que ya se anticipaba un aumento de la inflación, pero se estimaba que iba a tocar el pico en abril y a partir de mayo o junio comenzaría a bajar, sin embargo, en mayo y junio no cedió y sigue estando por niveles del 6%, debido a la presencia de efectos de base de comparación, aunque también hay evidencia bastante clara de nuevos choques, principalmente de oferta, que seguro tienen que ver con un reacomodo de la demanda.

“Banxico tomará medidas si inflación no se reduce”

De acuerdo con Jonathan Heath, el año pasado estaba la emergencia de bajar las tasas de interés y poner condiciones monetarias para animar a la recuperación económica, recomendación en prácticamente de todo el mundo y de todos los bancos. No obstante, “llegó el momento en el que esta recomendación se ha revertido y ahora tenemos que preocuparnos para que siga la recuperación hacia delante, pero tiene que darse en un contexto de estabilidad de precios, no de inflación del doble de la meta”, expuso.

Ante este panorama, el Banco de México tendrá que tomar medidas si la inflación no se reduce a cerca de 5% durante la mayor parte de lo que queda de 2021, comentó Heath, quien mostró una referencia de cuándo los encargados de la política monetaria del país considerarían elevar la tasa de interés nuevamente.

“Si la inflación no baja ni siquiera de lo que pensamos que pudiera bajar, más cerca de 5%, durante la mayor parte del resto de este año, vamos a tener que tomar acciones”. “Resulta que esta burbuja temporal no está siendo tan temporal, quizás tenemos un problema estructural en el que debamos fijarnos”, expuso.

Te recomendamos: Inflación de mayo presenta su mayor nivel desde abril

Presiones por costos laborales

A lo anterior, hay que agregar que la política de apoyo al salario mínimo va a continuar y en enero habrá un aumento de aproximadamente 15%, por lo que, “vamos a tener el contexto de un año donde estamos terminando la recuperación económica el año entrante, pero pudieran empezar a pesar las presiones de los costos laborales”, señaló Jonathan Heath.

El subgobernador del Banco de México apuntó que la reactivación de la economía mexicana del impacto del Covid-19 es “difícil, frágil y complicada”, y consideró que es factible que la economía regrese a su pico de crecimiento observado antes de la pandemia hacia finales de 2022, no obstante, destacó que crecer más de 6% este año es “bastante bueno”.

“Definitivamente estamos en una ruta clara de recuperación, que sigue siendo una reactivación difícil, frágil y prolongada, quizá no tan prolongada como pensamos que podría ser, pero hay que reconocer que no es tan robusta como la que estamos viendo en Estados Unidos con el apoyo fiscal brutal”, afirmó.

La semana pasada, los encargados de la política monetaria sorprendieron a los economistas al elevar la tasa clave en un cuarto de punto porcentual por primera vez desde 2018, y advirtieron contra las expectativas de aumento de las expectativas de inflación y efectos secundarios sobre los precios.

El Banco Central dejó el referencial en 4.25%, luego de que más temprano se diera a conocer que la inflación se ubicó en 6%.

También lee: AMLO señala que economía mexicana podría crecer 6% en 2021


En Vivo