#OctubreRosa el color contra el cáncer de mama

31
#OctubreRosa cáncer de mama
#OctubreRosa cáncer de mama

Un #OctubreRosa por una vida sin cáncer de mama

Cada 19 de octubre se conmemora el Día Mundial de lucha contra el cáncer de mama por iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el propósito de generar conciencia y de sensibilizar a la población con información sobre la importancia de detectar esta enfermedad en una etapa temprana.

Las acciones para sensibilizar acerca del cáncer de mama se han extendido durante todo el mes de octubre por lo que se usa #OctubreRosa para dispersar y potencializar el mensaje de autocuidado.

En México el cáncer de mama cobra la vida de alrededor de 10 mujeres cada día y es la primera causa de muerte por tumores en mujeres. Este padecimiento se presenta de forma temprana en México, a comparación de otras partes del mundo, mientras a nivel global aparece hacia los 60 años, en México se detecta antes de los 50.

  • En 2017, 24 de cada 100 egresos hospitalarios en la población de 20 años o más por tumores malignos son por cáncer de mama.
  • En 2018 se registran 314 499 defunciones femeninas: 44 164 son causadas por tumores malignos, y de estas, 7 257 por cáncer de mama.
  • En 2019, por cada 100 mil mujeres de 20 años o más se reportaron 35.24 casos nuevos de cáncer de mama.

Uno de cada 100 hombres y 37 de cada 100 mujeres que egresan por cáncer, es por un tumor maligno de mama.

La distribución por entidad federativa de los nuevos casos de cáncer de mama en mujeres de 20 años o más para 2019 muestra que Morelos (151.94 por cada 100 mil mujeres de 20 años o más), Colima (139.62) y Aguascalientes (66.64) son las entidades con las tasas más elevadas.

A nivel nacional, la tasa de mortalidad por cáncer de mama es de 17.19 defunciones por cada 100 mil mujeres de 20 años o más. Las entidades con las menores tasas (de 9.29 a 13.64) son Quintana Roo, Chiapas, Oaxaca, Yucatán, Campeche, Colima, Guerrero, Morelos, Hidalgo, Tabasco. En el siguiente estrato (13.65 a 18) se encuentra Tlaxcala, Puebla, México, San Luis Potosí, Veracruz, Michoacán, Guanajuato, Durango y Zacatecas. Le siguen (estrato 18.01 a 22.35) Querétaro, Coahuila, Sinaloa, Sonora, Jalisco, Nuevo León, Aguascalientes, Tamaulipas y Nayarit. Las mayores tasas (22.36 a 26.71) se encuentran en Chihuahua, Ciudad de México, Baja California y Baja California Sur.

Entre las mujeres que fallecen por cáncer de mama, 1% son jóvenes de 15 a 29 años, 13% tienen entre 30 a 44 años y más de la tercera parte (38%), está entre los 45 a 59 años; la mayoría fallece después de los 59 años (48 por ciento).

El origen de la conmemoración y del moño rosa:

Durante este mes podemos ver a muchas personas portar un moño rosa para solidarizarse con las pacientes de cáncer de mama. La historia comenzó con el moño color durazno que se utilizó a finales de 1990 en la carrera “Race for the Cure” (Maratón por la Cura) de Nueva York, organizada por la fundación Susan G. Komen.

Unos años más tarde, en 1992, la editora de la revista Self, Alexandra Penney, y Evelyn Lauder —a quien diagnosticaron cáncer mamario en 1989— popularizaron los lazos rosas como distintivos para recaudar fondos y hacerlos llegar a mujeres que padecían esta enfermedad.

Detección temprana, la principal herramienta en la batalla

La detección oportuna es indispensables para combatir la alta incidencia de mortalidad en el cáncer de mama. La principal herramienta de detección es la autoexploración, tocar las mamas es vital para poder encontrar y reconocer cualquier cambio que requiera atención médica inmediata.

A partir de los 25 años todas las mujeres deben hacer esta autoexploración después de menstruar en busca de cualquiera de los siguientes signos de alerta:

  • Presencia de un bulto en el seno o la axila, el signo más común
  • Anomalías en el pezón, como secreción o deformación
  • Dolor en la mama o en la espalda
  • Pérdida de peso repentina y sin explicación
  • Cambios en la piel del seno, en el pezón o en la areola, como hoyuelos, engrosamiento, enrojecimiento, descamación, comezón e hinchazón

En caso de encontrar cualquiera de estos signos es recomendable hacer una mastografía, aunque un estudio específico de imagen del pecho, puede servir para una detección temprana del cáncer, lo que da un 95% de probabilidad de recuperación.

Algunos factores de riesgo son los siguientes:

  • Antecedentes de un familiar con cáncer de mama
  • Tener 40 años o más
  • Tener la primera menstruación antes de los 12 años
  • Usar anticonceptivos hormonales por más de 5 años
  • Tener el primer hijo después de los 30 años
  • No haber tenido hijos
  • Tener la última menstruación después de los 52 años
  • Tomar hormonas para la menopausia
  • Obesidad
  • Alimentación rica en carbohidratos y baja en fibra
  • Dieta rica en grasas
  • Sedentarismo
  • Consumo de alcohol mayor a 15 gramos al día
  • Tabaquismo

Una vez diagnosticado, hay varios tratamientos, mismos que dependerán del tipo de cáncer de mama y del grado de diseminación:

  • Cirugía
  • Quimioterapia
  • Terapia hormonal
  • Radioterapia

También lee: Investigar en cáncer, no es una opción, es una obligación


En Vivo