¿Cuál es el origen del nombre ‘Firulais’ y qué significa?

Aunque suene gracioso, Firulais tiene un concepto un poco más amplio de lo que se conoce

75
¿Cuál es el origen del nombre 'Firulais' y qué significa?
Crédito: Pixabay

En México, una manera muy de las personas de referirse a un perrito callejero, o de cualquier canino del cual no saben su nombre, es Firulais.

A pesar de que es un nombre muy utilizado para llamar a los “lomitos”, esta palabra tiene dos acepciones y en Mundo Ejecutivo te las contamos para que sepas un poco más acerca de su origen.

Te puede interesar: Soldados crean refugio para perros callejeros

Firulais
Crédito: Pixabay

Firulais; un anglicismo

De acuerdo con la primera versión, la palabra deriva de un anglicismo, ya que Firulais proviene de la expresión en inglés free of lice que en español significa “libre de pulgas”.

Esta expresión era común a mediados del siglo XX de parte de las autoridades de la frontera de México con Estados Unidos. Según se cuenta, cuando los migrantes mexicanos llegaban a trabajar al país del norte, era un requisito que si estaban acompañados por perros, éstos estuvieran “libres de pulgas” y de cualquier parásito.

Sin embargo, debido a que la mayoría de las ocasiones los mexicanos no hablaban bien inglés, o simplemente no lo hablaban, dicha expresión comenzó a deformarse y pasó de ser free of lice Fri yu lais y de ahí a Firulais.

De igual manera, la palabra comenzó a tener un mayor uso en México, cuando los connacionales regresaban a sus estados de origen, y presumían  a sus familiares que sus perros eran finos y no mestizos.

Tan común se volvió el nombre, que no pasó mucho tiempo para que la gente comenzara a llamarle Firulais a cualquier perrito callejero.

Firulais
Crédito: Pixabay

Firulais,  ¿nombre de un payaso?

La segunda versión del origen de este nombre, señala que el término Firulais tuvo su origen en el estado de Jalisco, México. Al parecer, en la tierra del tequila en algún momento vivió un torero que se vio forzado a dejar su oficio a causa de la presión que ejercieron sus padres.

Sin embargo, una vez fallecieron sus padres que además eran acaudalados, el ex torero dilapidó todo el dinero que heredó quedándose prácticamente sin nada, lo que lo orilló a perder todas sus  propiedades.

Al quedarse sin dineroel hombre buscó diversas actividades para ganarse el pan de cada día, optando por ser un payaso para sobrevivir. Se dice que tiempo después el payaso adoptó a un perrito callejero al que de improviso nombró Firulais.

Sin embargo, cuando el canino falleció, su dueño empezó a llamar con ese nombre a todos los perros callejeros que se encontraba e incluso lo adoptó como su propio nombre artístico, por lo que se le conoció como El Payaso Firulais.

Firulais
Crédito: Pixabay

En Vivo