Adiós outsourcing, hola contratación por insourcing

Dado que el outsourcing quedará fuera de la jugada para las compañías en el país, una alternativa es el insourcing

46
insourcing
Crédito: Pixabay

Este año se ha impulsado la reforma que pretende poner orden al outsourcing o la subcontratación, razón por la cual, diversas compañías han comenzado a pensar que acciones tomar ante dicha legislación.

Esto ha generado, entre otras cosas, que las firmas existentes en México, comiencen a indagar más a fondo sobre los diferentes esquemas para administrar sus procesos de nómina.

Asimismo, de acuerdo con información de la Confederación Mundial de Empleadores (WEC), México se encuentra en el cuarto lugar de países donde más personas trabajan por subcontratación.

Te puede interesar: 9 de agosto, Día Internacional del Coworking: trabajo en un mismo espacio

startup 594090 960 720

¿Qué es el insourcing?

Ante ello, el insourcing podría ser la alternativa a seleccionar. Este modelo lo que hace es básicamente lo contrario del outsourcing, es decir, internalizar un servicio que antes era realizado de forma externa.

Sin embargo no es igual a agregar esos servicios a la empresa tal cual sino más bien, se trata de que las firmas desarrollen dentro de su estructura, otra empresa con la finalidad de que sea esa la que absorba la nómina y sea la encargada de facturar por dichos servicios.

De esta manera, se busca que los colaboradores estén contratados directamente bajo la razón social de la compañía en la que trabajan.

Cabe señalar que, cuando una compañía decide llevar a cabo este modelo, contrata a sus trabajadores bajo el esquema de sueldos y salarios, lo que se traduce en el hecho de que los consorcios informan de los salarios de los empleados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Sin embargo, para llevar a cabo de manera exitosa el insourcing, se debe tener una muy buen planeación y organización por parte de las empresas, al igual que los departamentos de Recursos Humanos, con el objetivo de conseguir una migración exitosa, pero sobre todo para cumplir al pie de la letra lo que señala la ley.

office 1209640 960 720

De igual forma, los propietarios de compañías interesadas en este modelo, deben considerar que el adoptarlo podría tener  un costo mayor al invertido para la contratación de servicios tercerizados”, al menos así lo consideró Andrea Rojas, Head de People Operations en Runa, sistema de nómina y gestión de Recursos Humanos.

5 retos del insourcing

De acuerdo con La guía del insourcing en México, elaborada por Runa, estos son los cinco retos que el insourcing tiene por delante:

Costos

La contratación interna puede ser más cara en relación con otros modelos como la subcontratación, no obstante, desde el punto de vista legal, este modelo es el más indicado.

Es por ello que los consorcios deben tener en cuenta el precio total de incorporar las funciones tercerizadas en sus instalaciones, además del costo de la compra de software y hardware y la inversión para capacitar al personal nuevo.

Requisitos para las empresas

Un punto importante al momento de implementar el esquema de insourcing en cualquier compañía, es que debe asegurarse que tanto la compañía como los colaboradores cuenten con los registros correctos para realizar las operaciones.

Además, las firmas interesadas deben de tener personal bajo su razón social y RFC, además de poseer registros gubernamentales como la Firma Electrónica Avanzada (FIEL), registro ante el IMSS y una cuenta bancaria corporativa.

De no contar con alguno de estos cinco puntos, la compañía no puede solicitar los registros para el Certificado de Sello Digital (CSD), Sistema Único de Autodeterminación (SUA), Sistema de Pago Referenciado (SIPARE), Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (FONACOT) e Impuesto Sobre Nóminas (ISN).

Requisitos para los colaboradores

De igual manera, los trabajadores de las compañías, deberán cumplir con algunos requisitos necesarios para que puedan recibir su salario.

Entre ellos se encuentran la Clave Única de Registro Poblacional (CURP), Registro Federal de Contribuyentes (RFC), Número de Seguridad Social (NSS), identificación del Instituto Nacional Electoral (INE), cuenta bancaria personal, comprobante de domicilio, acta de nacimiento y visa de trabajo, en caso de ser extranjeros.

Tiempo de cálculo para el pago

Se debe tomar en cuenta que este proceso puede ser largo y sobre todo tedioso, ya que deben considerarse elementos como las percepciones y deducciones de la nómina.

Se recomienda en este punto a las firma utilizar un software especializado a fin de reducir tiempos.

Trámites

Para tramitar la FIEL es necesario sacar cita ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT). Debido a la emergencia sanitaria y la saturación en el servicio por los cambios a la ley de outsourcing, este puede ser un proceso que lleve de seis a ocho semanas.

 

 


En Vivo