Coca-Cola impulsa el uso de envases retornables, descubre sus mitos y realidades

De acuerdo con la empresa, cada envase retornable de PET puede ser reutilizado en promedio 15 veces y los de vidrio 35, para posteriormente ser reciclados y transformados en nuevas botellas u otros productos. Por ello es importante aclarar los mitos y fomentar su utilización para contribuir al cuidado del medio ambiente.

10225
Coca-Cola impulsa el uso de envases retornables, descubre sus mitos y realidades
Foto: Pixabay

En el marco del Día Mundial de la Tierra la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC), a través de su marca Coca-Cola, presentó su nueva campaña “Juntos para algo mejor” con el objetivo de fomentar el uso de envases retornables como una opción de economía circular para alcanzar un mundo sin residuos.

Cada envase retornable de PET puede ser reutilizado en promedio 15 veces y los de vidrio 35, para posteriormente ser reciclados y transformados en nuevas botellas u otros productos. Además de ayudar al medio ambiente, su costo representa un ahorro para el bolsillo ya que tras retornar por primera vez el envase, únicamente se paga por el contenido.

“Los envases retornables cumplen con los más altos estándares internacionales de calidad y seguridad para poder ser reutilizados y rellenados con las distintas bebidas del portafolio. Cada vez que se usan dos de estos envases se contribuye en un 80% en el ahorro de material virgen, lo que es equivalente a 162 horas de carga de un celular o 33 horas usando una lámpara de bajo consumo”, informó la empresa.

Aunque hoy su portafolio se compone en un 47% por envases retornables, la Industria Mexicana de Coca-Cola se ha planteado alcanzar el 50% como parte de su meta global para conseguir un ‘Mundo sin Residuos’, la cual propone atender todo el ciclo de vida de los envases, desde su diseño y fabricación, hasta su reciclaje y reutilización. Esta meta busca además recuperar y reciclar el 100% de sus envases vendidos para 2030.

Mitos y realidades sobre los envases retornables

Mito 1. Una vez que termina su vida útil termina en la basura.
El portafolio de Coca-Cola se compone en un 47% por envases retornables, los cuales son 100% reciclables. Pueden convertirse en una nueva botella o usarse en la fabricación de otros productos.

Verdad. Antes de ser rellenado el envase pasa por un estricto control de calidad.
Los envases recibidos se rellenan tras un riguroso proceso de lavado que incluye tratamiento a altas temperaturas y posteriormente un eficiente proceso de enjuague. Además, se pone en práctica una inspección electrónica final con sistema de cámaras para asegurar la inocuidad del envase.

Mito 2. Un envase PET retornable solo puede reusarse una vez.
En promedio, las botellas PET retornables se utilizan 15 veces y las botellas de vidrio 35 veces. Los envases retornables pasan por un proceso muy estricto de preinspección en el que se descartan los que no cumplan con los estándares para ser reutilizados. Además, en México, es el principal reciclador de PET de grado alimenticio.

Verdad. Los envases retornables son una buena opción.
Su impacto es positivo no solo para el planeta, sino también para el bolsillo, ya que el consumidor solo paga por su contenido

Mito 3. Es preferible el vidrio que el PET en las botellas.
En la IMCC utilizan una variedad de empaques para que las personas puedan elegir el correcto en el momento adecuado. Al utilizar envases retornables de PET y de vidrio, se crea una economía circular en la que cada envase tiene más de una vida útil antes de volverse a reciclar.

Verdad. El uso de envases de PET retornables contribuye de manera directa con el medio ambiente.
Al utilizar dos envases PET retornables, se ahorra un 80% de material virgen y el equivalente a 162 horas de carga de un celular.

Mito 4. Las botellas retornables se ven amarillas porque están sucias.

Verdad. Los envases conservan la calidad pese al uso.
Con el correr del tiempo y el uso, la botella se va desgastando y se genera el denominado scuffing: micro rayaduras que la opacan. No obstante, los envases conservan la seguridad y calidad necesarias para continuar su ciclo de vida como empaque de un producto para consumo, tal como las bebidas.

También lee: Coca-Cola ganó 7,747 mdd en 2020, 13% menos que el año anterior


En Vivo