Firmas desfilan en pasarela virtual en Semana de la Moda de París

Los videos transmitidos por las firmas de moda para para presentar sus colecciones otoño-invierno 2021/2022 para hombre son su oportunidad en París.

17
Firmas desfilan en pasarela virtual en Semana de la Moda de París
Foto: Twitter/@LouisVuitton

A falta de desfiles, los vídeos transmitidos por las firmas de moda para hombre para presentar sus colecciones otoño-invierno 2021/2022 son una oportunidad para mostrar un poco más sobre la artesanía y los valores de la marca, como hicieron este jueves en París Issey Miyake y Louis Vuitton.

La colección de la firma japonesa Miyake se centra en su línea Homme Plissé y tiene mucho de técnica. Un aspecto que sus diseñadores siempre tratan de resaltar en sus desfiles físicos pero que hoy recibió tanta importancia como la propia colección.

El proceso de sus plisados hechos manualmente en una máquina de calor que marca la forma de la tela dejando un pliegue elástico que recupera su forma original, abrió el vídeo de la línea “Never change, ever change” para dejar claro que detrás de cada prenda hay una reflexión.

La colección de invierno para hombre se movió en una gama de grises, blancos y negros en prendas fluidas como un chaleco abotonado sobre una larga camisa blanca, pantalones estampados acampanados y kimonos extragrandes.

El color se introdujo en la sastrería, fluida y plisada, con chaquetas de doble botonadura y pantalones rectos en color salmón o azul azafata; la marca presentó una nueva serie de abrigos con doble manga, una hasta el codo y otra hasta la muñeca, y apostó también por zapatillas deportivas impermeables en un tejido brillante, en gris y negro.

Si Miyake aprovechó para desvelar la técnica, Louis Vuitton hizo lo mismo con el mundo interior de su diseñador, el estadounidense Virgil Abloh.

“Mi ser entero se ha volcado en esta película. Lo único que me importa ahora es que los nombres en los créditos y cada miembro de mi equipo sientan su talento. No es solo moda o películas lo que hacemos, es un espacio para nuevas historias y obras de arte”, escribió Abloh en su cuenta de Instagram al cierre del desfile.

Sastrería informal

La colección fue presentada en un corto de seis minutos llamados “Peculiar contrast, perfect light” (Contraste peculiar, luz perfecta), la cual fue elegante y cuidada, con una paleta de blancos, grises y negros, en contraposición con una gama de verdes brillantes.

En una sala de suelos y paredes de mármol que parecía reconstruir un aeropuerto, Abloh propuso abrigos de sastrería con corte recto y largos sobre una camisa blanca, combinados con sombreros de ala ancha. La silueta recordaba a la vestimenta tradicional de los judíos ortodoxos.

Los jerséis de punto tenían bordados aviones, una figura que el diseñador puso también a modo de botones en sus abrigos o en los accesorios, quizás una pequeña señal de los placeres anteriores a la pandemia que más extraña el diseñador, acostumbrado a viajar con regularidad.

Te puede interesar: Dior presenta Chez Moi, su primera colección de ropa para estar en casa

También destacaron las faldas tipo “kilt”, a la escocesa, combinadas con camisas y chaquetas, las gabardinas impermeables transparentes, que dejan ver prendas estampadas con el logo de la “maison” y abrigos decorados con mantos colocados sobre el pecho, inspirado en las tribus africanas.

“Como negros, transexuales, como personas marginadas, el mundo está aquí para que lo tomemos, pues él ha tomado ya tanto de nosotros”, decía la voz que ponía ritmo al desfile.

Desfile enmascarado

Otra de las firmas que se vio en la plataforma de la Semana de la Moda de París, que el martes y cerrará el domingo tras cerca de 70 presentaciones digitales por el contexto de la pandemia, fue la neoyorquina Rick Owens, con un desfile en directo desde el Lido de Venecia.

A unas dos horas de su fábrica en Italia, Owens propuso largos abrigos de plumas que funcionan como capas, faldas por encima de los pantalones a la altura de las rodillas y chaquetas deportivas con cremallera.

Pudo verse prendas extravagantes como unas botas mosquetero a la altura del muslo y con plataforma y las mascarillas con la que el diseñador hizo desfilar a los modelos, más acorde a los tiempos actuales.

Owens aprovechó el encuentro para desvelar su última colaboración con los botines Converse, en blanco y negro y con una llamativa puntera rectangular, un homenaje a la generación punk-rock, un pilar emblemático de su estética.

Con información de EFE


En Vivo